1411083849D(Radio GBA / Foto gentileza: Diario El Sol)) El Obispado de Quilmes, con Monseñor Carlos Tissera a la cabeza, lanzó oficialmente su Departamento de Trata de Personas y Delitos Conexos. La jornada se desarrolló en uno de los salones de la Catedral de Quilmes, donde participaron el titular de la Fiscalía Nº 1 de Berazategui, doctor Daniel Ichazo; el director de ANSES de Quilmes, Diego Méndez y el titular de la Secretaría de Extensión Universitaria de UNQ, Daniel Carceglia.

En las siguientes líneas el claro mensaje que dejó Monseñor Carlos Tissera a partir de la inauguración formal de su Departamento contra la Trata de Personas y Delitos Conexos:

Presentación del “Departamento de Trata de personas y delitos conexos”
Vicaría de la Solidaridad
Obispado de Quilmes
Iglesia Catedral, Jueves 18 de septiembre de 2014
En primer lugar, agradezco la presencia de todos ustedes en esta convocatoria del Obispado de Quilmes. Con este sencillo acto, la Vicaría de Solidaridad de la Diócesis de Quilmes quiere presentar a la sociedad de los partidos de Quilmes, Florencio Varela y Berazategui, el Departamento de Trata de personas y delitos conexos.
La verdad que nos satisface presentar un nuevo servicio a la comunidad, pero a la vez nos duele la presencia de renovadas formas de esclavitud. “La trata de personas humanas constituye un ultraje vergonzoso a la dignidad humana y una grave violación de los derechos humanos fundamentales” (San Juan Pablo II, 15 de mayo de 2002)
El año pasado, la Misa de la Esperanza, tuvo como lema: “DECIMOS BASTA, DECIMOS NO… A LA TRATA DE PERSONAS”. En esa oportunidad dije: “La trata es un flagelo antiguo pero que ha crecido de manera dramática últimamente. El mundo globalizado y el avance de la técnica comunicacional han servido para llevar esta preocupación a cada rincón de nuestro país y del mundo. Quien más, quién menos, vamos conociendo este drama y los modos de captación de víctimas, casi siempre con el engaño de un buen trabajo o posibilidades de estudio; el secuestro en las calles de nuestras ciudades y barrios; a ello se ha sumado la búsqueda de contacto por medio de las redes sociales”.
El Papa Francisco encargó a la Pontificia Academia de las Ciencias y de las Ciencias sociales organizar un seminario llamado: “Trata de personas: esclavitud moderna”. Un modo de tomar conciencia del tema, tener una actitud con respecto a la trata de personas, y sacar una agenda de acciones y propuestas concretas. Dicho evento se realizó en Roma el 2 y 3 de noviembre del año pasado.
Estas son palabras de Francisco: “Reafirmo que la “trata de personas” es una actividad innoble, una vergüenza para nuestras sociedades que se consideran civilizadas. ¡Explotadores y clientes a todos los niveles deberían hacer un serio examen de conciencia ante sí mismos y ante Dios! La Iglesia renueva hoy su fuerte llamamiento para que se defienda siempre la dignidad y la centralidad de toda persona, en el respeto a los derechos fundamentales, como destaca su doctrina social, y pide que los derechos se extiendan realmente allí donde no se los reconoce a millones de mujeres y hombres en todos los continentes. En un mundo donde se habla mucho de derechos, ¡cuántas veces se ultraja de hecho la dignidad humana! En un mundo donde se habla tanto de derechos, parece que el dinero es el único que los tiene. Queridos hermanos y hermanas, vivimos en un mundo donde manda el dinero. Vivimos en un mundo, en una cultura donde reina el fetichismo del dinero” (S.S. Francisco, 24-05-2013).
Nuestra Diócesis de Quilmes nació y creció bajo la guía serena y firme de su primer pastor el Padre Obispo Jorge Novak. El delineó los cauces de su acción pastoral: la opción preferencial por los pobres, la misión permanente, la defensa de los derechos humanos y la unidad de los cristianos. Es por ello que en la última homilía del 25 de mayo de 2001, dijo: “Que Dios bendiga a las mujeres, especialmente a las discriminadas, golpeadas, abusadas, para que en el reconocimiento de su dignidad puedan aportar a nuestra sociedad una mirada siempre nueva y necesaria”.
Mi agradecimiento, y el de toda la comunidad diocesana, a los que integran este nuevo Departamento de la Vicaría de la Solidaridad: Rodolfo Brandán, Osvaldo Tondino, Damián Alvarado y demás personas voluntarias. El año pasado, en la Misa de la Esperanza agradecíamos la tarea del Fiscal Dr. Daniel Ichazo, por su compromiso en esa causa tan justa y humanitaria, como también a sus colaboradores y a otros miembros de la Justicia. La gente del departamento abundara en estadísticas que así lo corroboran. Hoy reitero este reconocimiento y agradecimiento.
Agradezco a la Comunidad de la Parroquia “Inmaculada Concepción”, Iglesia Catedral de Quilmes, en la persona del P. Oscar Marchessi, por destinar un lugar para que aquí pueda desarrollar sus actividades este nuevo Departamento, en los días y horarios que serán de público conocimiento.
Pido al Señor Jesús, el Buen Pastor que cura y cuida a las ovejas maltratadas, y a la Virgen Madre, liberadora de los cautivos, que acompañen y bendigan a las personas que acudan al servicio de este “Departamento de Trata de personas y delitos conexos” y a los que voluntariamente lo integran, en dependencia de la Vicaría de la Solidaridad, presidida por el P. Miguel Hrymacz.
¡Muchas gracias! Dios los bendiga
+ Carlos José Tissera
Obispo de Quilmes
(Imagen_ Diario El Sol)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.