(Radio GBA / FIFA.org) Argentina debutó en el Mundial de Rusia sin poder ganarle al que a priori era el rival más débil de su Grupo: Islandia. Fue 1 a 1, y Lionel Messi malogró un penal ante un arquero que le adivinó el destino del balón. Acaso el equipo de Sampaoli subestimó a éste rival que tuvo su debut absoluto en una Copa del Mundo y se dedicó a hacer su juego, como ser defenderse y aguantar con sus hombres de gran porte, algo que incomodó a nuestra Selección, que avanzó hasta el hartazgo, pero pocas veces pudo sacar remates claros al arco. El encuentro se disputó en el estadio Otkrytie Arena de Moscú.

Agüero grita su gol. No alcanzó

Sergio Agüero, con un potente zurdazo a los 18 minutos del primer tiempo, abrió la cuenta para el elenco dirigido por Jorge Sampaoli, mientras que Alfred Finnbogason, a los 23 de la misma etapa, marcó el empate para el conjunto europeo, aprovechando una floja reacción del fondo argentino.

Argentina tuvo la gran chance de volver a ponerse en ventaja con un penal a los 18 minutos del complemento, pero Lionel Messi lo ejecutó mal, anunciado, y su disparo fue atajado por el arquero Hannes Halldórsson.

(Fotos: Prensa FIFA)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.