(Radio GBA | Télam) La Jefa de Estado había sido invitada por el papa Francisco a visitar Ciudad de El Vaticano durante el mes de enero junto a Michel Bachelet para conmemorar los 30 años del acuerdo de paz firmado entre Argentina y Chile por el conflicto del Beagle. Pero, por la fractura de tobillo izquierdo que sufrió en un accidente doméstico el pasado viernes por la noche, debió cancelar su viaje, y regresar desde Santa Cruz a Buenos Aires apresuradamente a recuperarse en Olivos.

Los detalles los confirmó ésta mañana Jorge Capitanich, el Jefe de Gabinete, en el marco de su habitual conferencia de prensa en la Casa de Gobierno, en la que indicó que, debido al reposo que deberá guardar por la lesión en el tobillo, serán “reprogramadas a partir del 12 de enero” las audiencias que tenía previstas la Presidenta.

Capitanich dijo que Cristina sufrió “un accidente doméstico” que “se produjo en virtud de que no advirtieron la aplicación de un líquido deslizante en el piso y eso provocó una caída y en virtud de ello una fractura, por lo que se halla en reposo en la residencia presidencial de Olivos”.

Añadió que en ese contexto se suspendieron las actividades de la mandataria y que serán reprogramadas “a partir del 12 de enero”.

Además, indicó que en las “próximas 48 horas” sus médicos podrían decidir “respecto si puede viajar a El Calafate, o seguir guardando reposo en la residencia presidencial de Olivos”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.