(BAE Negocios) La Confederación General Empresaria (CGERA) denunció que las grandes cadenas de hipermercados suspendieron parcialmente, después de las elecciones del 25 de octubre, los pedidos de compras a las pymes de sectores como textil, calzado, juguetes, artículos de cuero y hasta autopartes. Esto se da en un escenario en el que se debate la apertura de las importaciones.

Consultado por el portal Buenos Aires Económico Negocios (BAE Negocios), el presidente de la CGERA Nacional, Marcelo Fernández, afirmó que los hipermercados y grandes tiendas comerciales “están especulando con una posible apertura comercial”.  Se han frenado los pedidos de compras hasta un 50 por ciento en los casos de más de 20 empresas, aseveraron otras fuentes de la entidad.

De acuerdo a información proporcionada por CGERA, se trata de sectores como marroquinería, juguetes, textiles, autopartes, entre otros. Frente a este marco de incertidumbre y caída en las operaciones, Fernández dijo que “sería positivo que nos digan cómo van a administrar el comercio exterior, ya que el 17 de diciembre vencen las DJAI y ninguno de los espacios han adelantado cómo piensan suplir esa herramienta, así los sectores concentrados no especulan con esta situación perjudicando a las pymes”.

“Lamentablemente no podemos dar nombres propios de los especuladores, porque justamente la posición dominante del mercado de estas empresas puede tomar decisiones que de un día para el otro deja a una pyme y sus trabajadores sin trabajo” declaró Raúl Zylbersztein, secretario de la CGERA. La semana pasada, la central empresaria envió una nota a los candidatos presidenciales Daniel Scioli y a Mauricio Macri, en la cual manifestaban que “los empresarios y los trabajadores de nuestras pymes necesitamos saber, cuál será el lugar de las pequeñas y medianas empresas en el futuro Gobierno, necesitamos conocer los proyectos que planean implementar las dos opciones en pugna, ya que están en juego 900 mil pymes y el 75% de los puestos de trabajo de la Argentina”.

La problemática, negada en forma contundente por un vocero de las cadenas, se discutió en las reuniones de comisión directiva de las diversas cámaras. “Lo que sucede es que muchas no quieren salir a hablar ni dar datos por miedo a que le dejen de comprar a empresas que les siguen comprando. Por ejemplo, a un autopartistas le suspendieron el 50% de los pedidos. No quiere dar más datos para que no terminen suspendiendo todo. Estamos complicados”, expresó un empresario.

“¿Se administrará el comercio en vistas al desarrollo industrial del país resguardando de los productos hechos en otros países y favorecer las inversiones productiva o, por el contrario, deberemos desechar lo invertido y dejar a millones de ciudadanos sin trabajo al abrir a las importaciones que nos dañan? ¿Habrá apertura o el desarrollo?”, pregunta la misiva que recibieron los postulantes a la Casa Rosada. Forman parte de la Cgera cámaras empresarias de otros sectores como Electrónicas, Industria Ferroviaria, Bebidas, Industrias Ópticas, Engordadores de Hacienda, Fabricantes de Tintas, Gas Natural Comprimido, Productores Artísticos y Culturales, Servicios Internacionales Aeroexpresos, Metalúrgicos, Muebles y Maderas, o software. La Preocupación hoy se circunscribe al retail pero los empresarios temen una baja en las ventas de los proveedoes a empresas nacionales, que pudieren estar especulando con el ingreso de bienes a bajo costo.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.