Defensa-Justicia-Aldosivi-Varela-Telam(Radio GBA / por Claudio Blanco) Extasis total. Esas dos palabras sintetizan lo vivido en la noche del miércoles en el Tomaghello. Forman parte de una vieja canción de Los Abuelos de la Nada, que me viene a la memoria apenas las escribo con una sonrisa que supera el contorno de mi cara ¡Defensa se reencontró consigo mismo y encima perdieron Banfield e Independiente! ¡Bendito fútbol! Fue la noche más histórica en la corta historia del fútbol de AFA para los Halcones y, lo que es mejor, es apenas un paso previo ¡y vaya que paso! rumbo al ascenso a la Primera División. Los goles: Lucero en 2 oportunidades, una de penal, y el “Chaco” Acevedo. Pura cepa “by La Capilla”. Ahora Defe es escolta del Taladro a solo 2 puntos y supera al tercero Independiente por 5 unidades y a Atlético Tucumán, el cuarto, por 8.

¿Quieren más motivos para celebrar? Ahí van: Defensa, a pesar de egoísmos de Lucero -especialmente- y de Brian Fernández, entre algún otro, y de vivir cada corner en contra como un penal, volvió a la línea de juego que impuso Diego Cocca y que lo llevó a no conocer otra posición en el torneo que la primera o segunda colocación. Pellegrino consolidó su regularidad en el arco. En el fondo, el ingreso de Tejera, compartiendo zaga con Aguilera, mostró una defensa algo más segura. En el medio, el regreso de Axel Juárez por Defensa-goleo-Aldosivi-Vareladerecha -en reemplazo de Busse- estuvo a la altura de aquél que empezó como titular en el arranque de la temporada. Acevedo estuvo más preciso, al igual de Bustamante. Todo ésto fue mucho para un Aldosivi que improvisó en su línea media y defensiva, que venía de reventarse todo el físico ante Independiente y que jamás tuvo alguna idea que pudiera hacer frente al local ¡Y eso que en el primer tiempo Defensa le hizo precio por el egoísmo de su goleador!

Continúo hilvanando poemas de bellas melodías, porque eso es lo que me inspiró la noche del miércoles 26 de febrero. El gol se hacía rogar, la gente impacientaba y los únicos gritos fueron en Jujuy -con la derrota de Banfield- y llegaban desde Avellaneda -con el triunfo de los tucumanos sobre el Rojo- . Dice el estribillo de Cerati, que alguna vez registró junto a la “Negra” Sosa: Tarda en llegar, pero al final hay recompensa. Y así fue: tuvieron que pasar 39 minutos para que Lucero abriera el marcador y pusiera la tranquilidad y la justicia en el barrio Libertad. A partir de allí, fue un monólogo varelense.

A los 7 minutos de complemento, otra vez Lucero tuvo su pelota en los pies tras una contra, al dejar por el camino a los defensores primero y al arquero Campodónico después, éste lo camisetea en el área. Penal indiscutible que Juan Martín cambia por gol. Diferencia justa en la noche. Y aún faltaba el ingreso de Brian y varias situaciones más hasta que el Chaco Acevedo, hombre de buscar al arco varias veces en cada partido, encontró su premio a la media hora de la etapa final con un remate fuerte y paralelo al piso que se incrustó sin piedad en la red del “matadero”. Fueron merecidos 3 goles, con una diferencia enorme de calidad futbolística entre los verdeamarillos de acá con los de allá.

No fue la noche donde la gente más cantó. Quizás eran tantas las buenas noticias que no alcanzaban a creerlas tras el cansancio de un día laborable o de los primeros exámenes del año para los pibes ¡Pero así fue! Ahora Defe repuntó, se puso a la cola de Banfield y le hizo “pito catalán” a Independiente sacándole 5 puntos en la carrera por el ascenso. Me vuelve la voz de Miguel Abuelo: “Y si querés bailar, tendrás que improvisar”. Y Defe bailó, y Cocca improvisó al meter a Faccioli y adelantar a Aguilera como doble 5 ante la ausencia en el banco por lesión de Yacob. Y todo salió redondito. Eso sí, habrá que seguir practicando concentración en los centros que nos tiran y a la hora de marcar. El ánimo se nos subió al Aconcagua, y es ahora cuando no hay que relajarse ¡Vamos Defensa que se puede! Falta menos, mucho menos. El sueño se acerca. Acaso la vuelta la demos en Avell… ¡No! shhh. ¡Pará Claudio, pará!

(Foto: Télam)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.