10371913_761634203876780_6493620603709017037_n(por Leandro Suárez) Cuanta expectativa se vivió en la previa del partido, las ansías se salieron con la suya y vencieron a todo aquel hincha, allegado, curioso, periodista, y dirigente de Defensa y Justicia que no pudo combatirla. Pero, los jugadores supieron manejarlo, y en el arranque del partido, en una de las primeras, tal vez la más clara, le quedó a Brian Fernández. La “joyita” del club la mandó a guardar al palo más lejano del arquero sanjuanino en lo que iba a ser el gol del ascenso. Proféticamente la gente apostaba al gol de Brian en la previa del partido, más que en cualquier otro jugador. El mismo delantero se tuvo fe para éste encuentro, y el destino preparó todo con lujo de detalles. ¡Defensa es de primera! aún restando cuatro partidos, el conjunto de Diego Cocca ya tiene su lugar en la máxima categoría del fútbol argentino, y van por el título.

Las lágrimas del final en Diego Cocca, que tal vez obtuvo su mayor logro como entrenador, y de gran parte de los jugadores, sellaron el sacrificio, esmero, esfuerzo y difícil ascenso que obtuvieron tras pasar por arriba futbolísticamente a la mayoría de sus rivales en la categoría. “Cinco jugadores de Huracán son todo el presupuesto de Defensa” exclamó algún dirigente en pleno torneo, y mirá vos, con jugadores completamente desconocidos, siendo las principales figuras los pibes de la cantera, hoy Defensa es uno de los mejores equipo del fútbol argentino. Gran labor de Cocca y todo su cuerpo técnico, la predisposición y humildad del plantel, y todo el trabajo externo que ayudó. Después de tanta espera en su corta vida, el Halcón de Varela vuela más alto que nunca, y ya no va a descender de ese vuelo, porque el grito de gol de Brian Fernández quedará grabado en los 500 mil de habitantes de Florencio Varela para siempre, porque tanto el pibe de la cantera, que se rompió el lomo en La Capilla desde chico, como los que llegaron para sumar y que terminaron siendo determinantes, quedarán en la historia de éste prestigioso club.

En éste partido, hubo poco fútbol, porque dio la sensación de que hasta los jugadores querían que finalice el encuentro desde el arranque. Con el gol a los 4 minutos del primer tiempo le alcanzó a Defensa para consagrarse. Así, y pese a la lluvia en Varela, continúa épicamente la fiesta verdeamarilla, y no sólo en el distrito, sino que al fin, los medios masivos comenzaron a mirar a ese club que siempre ignoraron. Salud Defensa por éste presente, y gracias delegación por llevar los colores a la máxima categoría del fútbol argentino. El club ya no será el más añejo de la B, ¡Defensa es de primera señores!

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.