(Radio GBA) Cuarto triunfo al hilo:  Boca, Racing, Independiente y en el mediodía de éste sábado Rosario Central. Así, logró permanecer por mérito propio en la zona de los clasificados a la Copa Sudamericana 2019 y sigue en un lugar expectante para pellizcar un lugar en la Copa Libertadores del año próximo. Claro que todo ello sería un premio merecido pero no como un objetivo de fondo, ya que ese fin primario fue (y es) cosechar puntos y más puntos para prolongar la permanencia en la máxima categoría del fútbol Argentino, ayer la “A”, hoy “Super Liga”. Ante el Canalla, Defensa y Justicia fue una monumental realidad futbolística, y lo plasmó en un campo de juego que soportó una lluvia copiosa con un arquero cada vez más seguro para el equipo y de sí mismo, con un acertado despliegue colectivo, con una superior velocidad en el mano a mano, con efectiva recuperación defensiva y precisión en el doble cinco Bareiro – Cubas,  y con la explosión ofensiva con el tridente Ciro – Bordagaray – Tijanovich. Mucho para un Rosario Central que terminó la jornada derrotado y con la renuncia de Leo Fernández como director técnico.

Pochettino convirtió el primero de los 3 goles varelenses con un tiro libre soberbio desde fuer a del área, en el costado derecho, que la clavó en el ángulo superior derecho del arquero Canalla.

En un terreno pesado, lleno de agua pero sin excusas para jugar (¡Impecable como siempre!) Defensa y Justicia jugaba por abajo y mandaba los pelotazos justos, sin abusos, y Central solo esperaba un pase salvador de Ortigoza, mientras se cargaba de amarillas. Con los esforzados recorridos Ciro Rius por derecha y Horacio Tijanovich por izquierda más la conducción de Pochettino, el Halcón fue incontenible. Alex Barboza volvió desde el arranque, y regresó en su mejor nivel para que, junto a sus compañeros de zaga, sean impasables.

Central arrancó el complemento amagando ir a buscar el empate. Fue solo eso, un amague. Y si ese atisbo fue algo, los propios jugadores rosarinos se encargaron de tirarlo por la borda: a los 23 minutos, Mauricio Martinez tocó para atrás, el arquero Ledesma intentó gambetear y el “Memo” Fabían Bordagaray le birló hábilmente el balón y definió., Era el 2 a 0, un resultado más ajustable a la realidad del partido.

El encuentro tenía olor a más goles, y ello se concretó a los 40 del segundo tiempo, Ciro Rius brinda el pase a Miranda en el círculo central y éste habilita con un pelotazo certero al pique de Juan Cruz Kaprof, quien encara en diagonal al área y, al ver a Ciro mejor perfilado, le deja el lugar al 12 que, sin dudar, convierte el tercero con un violento derechazo.

Con el partido sentenciado, los hinchas del Halcón aplaudieron el ingreso de Washington Camacho, al grito de “¡Uruguayo, Uruguayo!” como en el inolvidable ascenso de 2014. Herrera se encargó de descontar para el visitante, solo para la estadística.

Defensa y Justicia concretó uno de sus mejores partidos en la Primera División. Superó la barrera de los 40 puntos y quedó muy cerca de volver asegurar un año más su presencia en el plano internacional. Del otro lado, Central sufrió su tercera derrota consecutiva y el ciclo de su DT tuvo un final para nada felíz.

El plantel retornará el lunes por la tarde a los entrenamientos, para encarar la semana de cara a la penúltima fecha del torneo ante Newell’s, en el Parque Independencia de Rosario.

(Fotos: FotoBaires)

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.