jefe-Gabinete-Jorge-Capitanich_IECIMA20131125_0004_19(Télam) En rueda de prensa en Casa de Gobierno, Capitanich dijo que “hay 20 gremios, que cuentan con más de 30 mil afiliados, que efectivamente no adhieren y sólo 8 que manifestaron su adhesión” a la medida de fuerza que se desarolla hoy en todo el país, convocada por Hugo Moyano y Luis Barrionuevo.

Según el relevamiento que realizó el gobierno, Capitanich indicó que se ha “observado el funcionamiento de las líneas de transporte urbano e interurbano; del subte, a excepción de la línea B; y el caso concreto de muchos trabajadores que efectivamente han demostrado su vocación y voluntad” de trabajar hoy.

“Somos respetuosos del derecho de huelga, pero no se dan ni las circunstancias, ni el momento ni la oportunidad. Somos respetuosos de las disidencias y los reclamos, aún cuando no los compartimos”, dijo Capitanich, y volvió a pedir que los trabajadores tengan hoy la “posibilidad de ejercer su derecho de huelga de un modo libre, autónomo y responsable”.

Para el jefe de Gabinete, “no hay justificación de una medida de fuerza de esta naturaleza, que es de naturaleza política y responde al arco opositor”.

Capitanich también rechazó el “modo injurioso y agraviante” en que dirigentes como Moyano y Barrionuevo hablan de él, e ironizó: “emulan a (Jorge Luis) Borges y (Adolfo) Bioy Casares en cuanto a sus expresiones y el lenguaje florido que causa emoción tras emoción”.

Al referirse a uno de los reclamos del paro de hoy, el jefe de Gabinete defendió la “equidad redistributiva” de recursos que realiza el gobierno a partir del impuesto a las Ganancias, y dijo que a las centrales sindicales opositoras “no les interesa el rol del Estado” en ese sentido.

“Que no oculten ese debate. Los que más enfáticamente se quejan son esos sindicatos que tienen los trabajadores de mayores niveles de ingreso”, dijo Capitanich.

“No les interesa el rol del Estado en la protección de los que menos tienen. No les importa la política redistributiva. Si no quieren pagar impuestos, que lo digan claramente”, afirmó el funcionario nacional.

“El impuesto a las ganancias alcanza al 10,4 por ciento de la población; son los trabajadores que más ganan”, dijo Capitanich, para quien el análisis pasa por debatir “si vamos a ayudar a los que más ganan o a los que menos ganan”.

En cuanto al reclamo de la inseguridad, Capitanich volvió a señalar que “es una responsabilidad de cada una de las provincias”, al tiempo que destacó el “esfuerzo extraordinariamente importante” que realizó el gobierno nacional en inversión en esa materia.

En relación a la inflación, otro de los reclamos que plantean las centrales sindicales opositoras, Capitanich remarcó la “evolución declinante en el índice de precios” y ratificó que la política del gobierno es “generar incentivos para expandir la inversión y la preservación del poder adquisitivo del salario”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.