img_2338(Prensa Fecootraun/ Prensa CNCT) El Gobernador de Chubut, Martín Buzzi, entregó 26 viviendas construidas íntegramente por el Movimiento Cascos Aamarillos de la República Argentina (MOCARA) adherido a la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT). Del acto participaron más de 500 personas y además, inauguraron un polo industrial cooperativo que incluye un corralón para cooperativas.

El 14 de octubre, en Rawson, provincia de Chubut, el Movimiento de Cascos Amarillos de la República Argentina (MOCARA) integrante de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT) inauguró un complejo de 26 viviendas llamado Néstor Kirchner y un Polo Industrial Cooperativo, acompañado por el gobernador Martín Buzzi y otros funcionarios.

En diálogo con nuestra Confederación, el gobernador indicó que “el cooperativismo de trabajo tiene un lugar de alta significación en la provincia. Todo lo que sean organizaciones de trabajadores y formas distintas para producir, para ser, para encontrarse, para encontrar huellas y alternativas de realización personal, allí estaremos acompañando. Como es el caso de esta fábrica, que estaba prácticamente abandonada, donde nosotros estamos poniendo todo el apoyo financiero para que la propia gente que trabaja allí pueda organizarse y construir autoestima. Como gobernador voy a acompañar todo el desarrollo que puedan tener las cooperativas, en todo lo que haga falta. Es una definición ideológica personal acompañarnos”.

Las viviendas, ubicadas en el área 12 de Rawson, fueron entregadas a las trabajadoras cooperativistas que las construyeron con sus propias manos. Las viviendas destacan por sus colores vivos y muchas de ellas fueron realizadas con adobe y paja. El movimiento, integrado por 17 cooperativas, invitó al gobernador Buzzi a entregar las llaves de las viviendas y a inaugurar las obras de refacción en la ex fábrica Elastax donde funcionan diversos emprendimientos de economía social y un corralón cooperativo.

Joanna Peralta, dirigente del movimiento, destacó en el acto que “no tenemos en nuestros barrios ningún indicador de inseguridad. Porque nosotros entendemos a la seguridad como un proceso de construcción colectiva. Es tiempo que nos empecemos a hacer cargo, como comunidad, que no tenemos más ese rol pasivo que nos deja estáticos al costado del camino sin hacer nada. Estamos convencidos que somos sujetos políticos, por eso abrimos fábricas, generamos trabajo, que es el piso que estableció el kirchnerismo. Es lo que tenemos que hacer, juntarnos con el otro y organizarnos.”

También estuvieron presentes el prosecretario de la CNCT, Fabio Resino; el titular del Instituto Provincial de la Vivienda, Ricardo Trovant; el gerente de Promoción Social y Comunitaria del PAMI, Aldo Marconetto; el coordinador local del Centro de Referencia del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, Emanuel Coliñir; el ministro de Educación provincial, Rubén Zárate; el ministro de Seguridad y Justicia de la provincia, José Glinski; la ministra de Desarrollo Territorial, Gabriela Dufour; y demás funcionarios del gabinete provincial y nacional, así como representantes de organizaciones sociales y políticas La Cámpora, Kolina, Movimiento Evita, Nuevo Encuentro, Peronismo Digital, Los Altares y Militancia Para la Victoria, entre otras.

Pablo Hualpa, integrante del MOCARA, entiende que “hoy el cooperativismo de trabajo ha dado una lección al sector político de la provincia, no en términos de soberbia, sino de trabajo y militancia. Y sobre todo una capacidad para articular e integrar sectores que nos permiten contar con más capacidad para hacer cosas. La Confederación es para nosotros la vía de canalización de nuestra participación en las políticas del Estado con respecto a las cooperativas. Necesitamos la herramienta confederada porque es la forma en que se construye esa horizontalidad propia del cooperativismo, llevada a instancia superior. Para nosotros hay que fortalecer a la CNCT, en lugar de pedirle que nos resuelva, aportarle para que construya nuevas ideas y nuevas alianzas”.

Con una inversión de más de casi 9 millones de pesos, el nuevo barrio, denominado “Presidente Néstor Kirchner”, fue ejecutado por integrantes de las Cooperativas de Trabajo “4 de Mayo” y “Cascos Amarillos”, con fondos de la Asociación Civil Hábitat del Ministerio de Planificación Federal, Inversión Pública y Servicios de la Nación. Las casas edificadas en ese sector de la capital provincial se suman a las 119 viviendas ya entregadas y a otras 196 próximas a construirse en Gastre, El Hoyo, Lago Puelo, Puerto Madryn, Trelew y Comodoro Rivadavia.

Con respecto al Polo Cooperativo, Andrea Figueras, presidenta de la Asociación Civil Hábitat, expresó entusiasmada que “cuando recuperamos este espacio, hace un año y seis meses, nosotros éramos simples militantes, hoy todos tenemos trabajo y casa. Son dos angares, que incluyen fábrica de aberturas de aluminio, emprendimiento textil donde se hace la ropa de trabajo, fábrica de pircas y proximamente carpintería de madera para hacer las bajo mesadas y placares; también hacemos el abastecimiento de materiales para las veinte casas que vienen. Gracias a esto podemos fijar precios bajos que abaratan el costo de las viviendas, ya que compramos antes. En esta fábrica trabajan 60 compañeros que tienen su unidad productiva en los talleres que te mencioné. Y en el medio está la administración, donde cada cooperativa tiene su oficina y donde se hacen los planos de las casas que vienen”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.