Hamilton_GGPP Hungria_2013(Radio GBA / EFE /Claudio Blanco) El inglés Lewis Halmilton ganó con su Mercedes el GGPP de Hungría escoltado por Kimmi Raikkonen, con Lotus, y el líder del campeonato Sebastian Vettel, con el Red Bull. La competencia, disputada en la mañana de Argentina en el trabado Hungaroring, tuvo a Lewis un cómodo ganador. Como ocurre casi siempre en éste tipo de trazados, el que logra la pole, logra largar bien y no tiene algún percance en el total de las vueltas, gana la carrera. Por eso, Hungría no es el Gran Premio que mayor espectáculo ofrece a los espectadores.

Ahora, el alemán Sebastian Vetel se afianza en Campeonato de Pilotos con 172 puntos, escoltado por Raikkonen y Alonso con 134 y 133 respectivamente; con su victoria en hoy, Hamilton suma 124 unidades. En la tabla de Constructores, Red Bull se mantiene en el liderazgo con 277 puntos escoltado por Mercedes, con 208.

La sequía de Lewis Hamilton llegó a su fin en Hungaroring. El piloto británico de Mercedes materializó su pole position para hacerse con la victoria en el Gran Premio de Hungría 2013, en una carrera que ha dominado de principio a fin y en la que su W04 ha respondido correctamente ante el reto que suponía para los neumáticos la alta temperatura del asfalto magiar. Su ritmo no desfalleció en ningún momento y se mantuvo rodando en tiempos competitivos hasta la bandera a cuadros, cruzándola con una ventaja superior a los diez segundos sobre el segundo clasificado.

Ese segundo puesto del podio lo ocupó Kimi Räikkönen, quien logró remontar desde el sexto puesto de la parrilla gracias a una estrategia a dos paradas y mantener tras él a un Sebastian Vettel que le estuvo presionando durante las últimas vueltas pero no consiguió adelantar al finlandés de Lotus, que ahora se aúpa a la segunda posición del mundial. El líder esta clasificación refuerza su posición al frente del Campeonato con un nuevo podio, pero se quedó con la miel en los labios tras una primera parte de la carrera en la que se vio frenado por el tráfico causado por la diversidad de estrategias. Su ventaja al frente del mundial asciende ya a 38 puntos.

Mark Webber finalizó cuarto, recuperándose así de los problemas sufridos en la clasificación del sábado, los cuales le relegaron al décimo puesto de la parrilla. El australiano optó por una estrategia a tres paradas, reservando el neumático blando para su última tanda, en la que se encontró en tierra de nadie, con el cuarto puesto asegurado y sin opciones de acceder a las plazas de podio.

Tras el australiano cruzó bajo la bandera ajedrezada Fernando Alonso, en la misma quinta posición en la que partió en la parrilla. El de Ferrari no tuvo suficiente ritmo desde el inicio de la carrera, momento en el que empezó a perder distancia con Hamilton, Vettel y Grosjean. El tráfico le volvió a meter en la lucha, pero finalmente poco pudo hacer ante la superioridad de los Red Bull y los Lotus salvo mantener tras él a un Romain Grosjean que se quedó sin opciones de podio tras recibir una sanción por parte de la FIA.

 

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.