1724255_10203473811546210_6622935328379087200_n(por Leandro Suárez) En la última fecha, Defensa contaba con escasas chances de ascender a Liga de Honor, que es la máxima categoría del Handball metropolitano, ya que de ganarle a Vicente López (Vilo) de local, debía esperar que Argentinos le saque una victoria a Mitre, nada de eso ocurrió. Defensa perdió duramente de local 18:24, y las expectativas por volver a Liga quedaron desmoronadas.

Más allá de la derrota, se destacó el gran desempeño de los dirigidos por Osvaldo “Cocho” López, que pese a no poder doblegar la defensa de Vilo, se esmeraron hasta el final y dejaron una buena imagen.

Desde el arranque se vio un partido gol a gol, aunque promediando esa primera mitad Vilo logró imponerse por algunos goles, ya que Defensa comenzó a errar en sus lanzamientos. Sin embargo, a la visita le costó, pero supo aprovechar cada chance que tuvo. El final del primer tiempo fue 8:12 a favor de los rivales. En los segundos treinta, era evidente que Defensa no tuvo su mejor noche en ataque ni del todo en la defensa, porque todo lo que se desperdició, los visitantes lo aprovecharon con goles. En ese sentido, Vilo llegó a sacarle 6 goles de diferencia a los de “Cocho”, que se cansó de pedir minutos para replantearse el juego. Así, a pura entrega, como lo caracteriza, Defensa siempre fue, y no especuló para nada con la diferencia del rival, pero no le alcanzó y terminó cayendo en su casa por 18:24. Así, Vicente López junto con Juventud Unida ascendieron a Liga de Honor y Defensa deberá disputar otro torneo en el Reclasificatorio de la Primera de Caballeros.

TESTIMONIOS

Matías Suárez. “Tuvimos un empate inesperado ante Lanús, tal vez porque nos levantamos mal, no lo sé, pero se nos escapó contra Juventud Unida que para nosotros era un partido clave, ese era nuestro partido, si ahí ganábamos era otra la historia, de hecho, sigo pensando que tenemos un nivel para estar en Liga. A eso, hay que sumarle la cantidad de bajas que tuvimos, pero se luchó igual, y me voy super contento, porque éste grupo es increíble, a veces no salen las cosas y siempre tuvimos el aliento de todos lados, con la gente, con ustedes (Radio GBA), así uno nunca se puede ir mal. La verdad que es hermoso estar acá y es muy lindo”.

“Anímicamente es muy difícil pasar de Liga al Reclasificatorio, no lo jugás por encima de los equipos, porque nunca subestimamos a nadie, pero siempre es muy difícil, porque no es lo mismo pelear desde abajo hacía arriba”.

Ramiro Carbone. “Ellos venían en la senda del triunfo y cuando uno se acostumbra a ganar se te hace un plus al juego que es la confianza que por ahí jugando mal, igual te podes llevar el partido. Nosotros fuimos un caso contrario, no pudimos ganarle en su momento a Lanús que fue un partido atípico, más allá de que hoy no marca lo que es el final, ese resultado no influyó tanto como haber perdido de local frente a Juventud Unida, ya que ésta cancha es nuestro fuerte por todas las alegrías que nos trajo. Ascienden los mejores dos o los que hacen el mérito suficiente para lograr estar en la máxima categoría, y bueno, triste porque hoy se deja la última chance chiquita de ascender o al menos de quedarnos tranquilos de que por nuestra cuenta habíamos cumplido. Se planteó un partido duro desde el comienzo y tratamos de sobre llevarlo de todas las maneras, se dejó todo y no se pudo lograr el triunfo”.

Osvaldo López (entrenador). “No está bien hacer un balance solamente de los últimos dos partidos, el balance hay que hacerlo a lo largo del año. Nosotros no tuvimos un buen primer torneo, razón por la cual venimos a jugar la Reclasificación, que es un torneo muy duro, porque solamente dos equipos de doce logran el objetivo del ascenso. Y en ese torneo que sabíamos cómo era, nosotros cometimos errores que si queríamos tener la aspiración, no los podíamos cometer, es que grupalmente no estuvimos a la altura, eso se paga, esto es así, y no puedo hacerles ningún reproche. Sabemos que no hemos hecho las cosas bien, pero tengo que destacar que los jugadores que estuvieron pelearon con errores y aciertos hasta el final”.

“Hay que seguir trabajando, porque si a éste equipo hay algo que lo destaca es su espíritu de lucha, de pelea y sacrificio. Eso no lo vamos a perder, ésto es una piedra en el camino y no por eso nos vamos a torcer. Pensando en el próximo torneo, trabajaremos mucho en lo mental, lo que tiene que ver con mayor concentración a la que hubo en éste año, y también tiene que haber a mi criterio una forma de asumir más responsabilidades individualmente y no asociarlas tanto a los compañeros, por ahí pasa lo que más trabajaremos”.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.