(Prensa MFV) Quedó inaugurado el Hogar Refugio Jorge Novak en la localidad varelense de Zeballos, que albergará a hombres en situación de calle. El Obispo quilmeño y presidente de Cáritas Argentina, Monseñor Carlos Tissera, bendijo las instalaciones y el corte de cintas lo compartió con el Ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Santiago López Medrano, y el intendente Andrés Watson. Tissera agradeció a las personas e instituciones que hicieron posible ver concretado este proyecto diocesano.

En la entrada, se colocaron 2 plaquetas, una alegórica al servicio que brindará el lugar, con el sello del diputado provincial Julio Pereyra y del actual intendente Andrés Watson, y otra sin firma que solo agradece a Irma Camesella, P. Armando Dessy y a Mons. Carlos Tissera.

El Hogar está emplazado en la calle Santiago del Estero entre Castro Barros y Zorrilla, en Zeballos). Fue un proyecto llevado adelante por Cáritas Quilmes y recibirá personas en situación de calle, concretamente, hombres (no mujeres por una cuestión de privacidad y seguridad) mayores de 18 años. En un comienzo prestará servicios nocturnos de 20 a 8 de la mañana, de lunes a lunes, y durante ese tiempo, las personas que ingresen –una vez realizada la entrevista de admisión y la aceptación explícita del reglamento– van a poder bañarse, higienizarse, cenar, dormir en una cama decente, en un espacio limpio y acogedor; al amanecer en la mañana siguiente, podrán desayunar y luego partir a hacer su vida cotidiana para optar poder volver al Hogar-Refugio.

Se tiene previsto que, a medida que empiece a funcionar, comenzar a desarrollar actividades diurnas como capacitación, formación y/o asesoramiento en temas de salud y de gestión de trámites, como el DNI. De esta manera, la persona podría encaminarse para recuperar su autoestima, sus vínculos, y así volver a insertarse en la comunidad y llevar adelante una vida más digna.

El Hogar-Refugio Jorge Novak “amigo de los pobres” es un inmueble de 200 metros cuadrados construidos, con una capacidad para albergar hasta 30 personas. Se sostiene por la ayuda desinteresada de personas, comunidades, instituciones, comerciantes, colegios, del Obispado de Quilmes, y cuenta con el apoyo incondicional del Padre Obispo Carlos José Tissera. Asimismo, ha recibido la ayuda del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires y de la Municipalidad de Florencio Varela. Sin embargo, para el funcionamiento cotidiano aún no se cuenta con ningún subsidio del Estado.

“Pedimos oraciones por esta obra y, de manera especial, pedimos a Dios que acompañe a cada uno de los que trabajan en ella y a cada uno de los que cada noche se acerquen a buscar cobijo” señaló el obispo de la Diócesis de Quilmes, Carlos Tissera.

El Hogar Refugio lleva como lema “amigos de los pobres”, en referencia a la tarea que desarrolló en su gestión pastoral Mons. Novak, quien además fue un férreo defensor de los Derechos Humanos durante los años de plomo de la última dictadura militar.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.