ruth-maurente-nasa( Radio GBA / 24 Baires ) Se trata de Ruth Maurente Jaime de 19 años que logró el segundo premio de la feria de ciencias de la NASA por un prototipo creado para destilar y purificar el agua. La adolescente vive en el barrio Pico de Oro y, estudió la secundaria en la Escuela Técnica 12 General San Martín de la Ciudad de Buenos Aires.

La joven se basó en la necesidad de agua que existe en el norte: Salta, Jujuy y en la frontera con Bolivia, que son tierras contaminadas por las minas que derraman arsénico y cianuro. Por ello, Ruth junto con otros compañeros de escuela presentaron el proyecto. Al respecto contó que “no se puede consumir esa agua, ya que sería altamente tóxica, y lo que hicimos fue tomarla y hacerla pasar por un proceso de destilación bastante simple, bastante común, pero utilizando un elemento no muy usado, que es la energía solar”. El proceso de este sistema autónomo de saneamiento de aguas contaminadas se inicia cuando, por medio de la evaporación y la condensación, los estudiantes trataron de eliminar estos agentes contaminantes: el arsénico y el cianuro. “Como quedaba un resto de arsénico y no nos servía porque continuaba la contaminación como al principio, aplicamos biotecnología en un tanque de salida utilizando la capacidad secante del helecho peterivitata. Así logramos que absorbiera el arsénico residual del primer proceso, de manera que quedaba totalmente descontaminado”, explicó.

Debido a su logro científico, la Nasa le anunció que un asteroide lleva su nombre. El cuerpo celeste del cinturón de asteroides que se llama Ruth Maurente Jaime es el número 28467 identificado como 2000 AA244 descubierto el 7 de enero del año 2000, según informó la Nasa días atrás.
Pese al enorme premio cosechado por la estudiante Ruth es una joven como cualquiera de su edad. En ese sentido destacó el trabajo de la “escuela pública” y señaló que “se siente orgullosa de vivir en Varela”.
Con una inquietud sobre la ciencia y los temas ambientales, Ruth viajaba habitualmente desde su casa en Pico de Oro hasta la Capital para cursar sus materias. “Fue un enorme esfuerzo de ella, que todas la mañanas viajaba en el colectivo y se quedaba todo el día en la escuela para volver a la noche”, destacó su madre.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.