(Radio GBA / Prensa MFV) Miriam Alvarez, una vecina de Villa Vatteone, entregó en mano al intendente Andrés Watson un mapa que data del año 1911 y que da cuenta del recorrido a caballo del tranvía en Florencio Varela que impulsó el Dr. Vatteone, que fue efímero (circuló entre 1911 y 1916) pero lo suficientemente importante por tratarse del primer transporte público del pueblo. El mapa describe las 30 manzanas que circundan las calles Progreso (hoy Dr. Carlos Mainini), 3 de Febrero, San Nicolás y Alsina y promociona el loteo “en mensualidades”.  El mismo, junto con una tarjeta personal que sería del socio de Vatteone en el loteo, Adelino Fatorelli estará exhibido en el Museo Comunitario de Artes Visuales e Histórico ubicado en 25 de Mayo y Chacabuco, para que puedan apreciarlo todos los varelenses.

Miriam entrega el mapa al intendente

En la oportunidad, Miriam contó que el hallazgo histórico lo hicieron junto a su esposo cuando por 1987 compraron su casa. “Estaba tirado sobre la mesada. Mi marido que era un aficionado de la historia, investigó y siempre lo conservó muy bien. Hoy quiero que esté al alcance de toda la comunidad de Varela”, relató.

Por su parte, el jefe comunal, junto a la secretaria de Cultura y Educación, Julieta Pereyra, le agradeció la donación y le explicó que el ejemplar, confeccionado sobre un lienzo de tela, como se estilaba por aquel entonces, recibirá su adecuado tratamiento por parte de profesionales en museología, para luego permanecer en una vitrina del Museo.

El mapa es un eslabón muy importante en la reconstrucción de la historia de la ciudad de Florencio Varela y, más concretamente, de sus barrios que hasta hoy conservan su propia identidad. Y justamente “Villa Vatteone” es uno de los arrabales más añejos del distrito.

LA CURIOSA HISTORIA DEL TRANVÍA A CABALLO DE VARELA

El tranvía a caballo por la calle Belgrano

El periodista Claudio Navarro investigó y publicó detalles de ese misterioso transporte público que circunvalaría no todo el pueblo, sino un barrio. El Dr. Vatteone como muchos hacendados capitalinos, tenía grandes exenciones de tierra en el distrito de Varela, como así también, una casa de fin de semana -detalla Navarro- y llegado el primer decenio del siglo XX decide parcelar gran parte de sus tierras ubicadas al sur de la estación. Para ello se asocia con un martillero público de Capital llamado Adelino Fatorelli, que tenía sus estudios en la calle Padilla al 422.

Juntos entonces emprendieron la difícil tarea de dar rentabilidad a esas tierras alejadas de las grandes urbes, es por eso que ingeniaron unos volantes donde se ofrecían “grandes posibilidades” en las tierras prósperas de Florencio Varela, donde según decían había una “fabrica de cerveza malta” (que jamás hubo salvo unas estaciones más adelante en la Estación Hudson) como así también “grandes plantaciones de frutas”, “fabricas químicas” (El Instituto biológico) y “un tranvía” que primero recorrería el barrio en cuestión y luego se extendería hasta la Capital de la provincia La Plata.

Pero de lo que ofrecía Fatorelli poco era cierto, lo único el recientemente inaugurado Instituto Biológico y un tranvía a caballo, que andaba a duras penas en forma recta durante 12 cuadras por la tierra en cuestión, pero con tan sólo eso ya le valió el mérito de ser el primer trasporte público de Florencio Varela.

En julio de 1911 se registra en el Concejo Deliberante el pedido expreso del Dr. Vatteone para que se le conceda la explotación de una línea de tranways que circunvalarían el barrio saliendo por las calles San Nicolás, Catamarca, 3 de Febrero y Belgrano para volver en línea recta nuevamente por Belgrano y por Progreso nuevamente a su estación (éste recorrido jamás se concretó).

Conjuntamente con ésta nota los vecinos linderos a su finca también elevan un pedido exigiendo el adoquinado de la calle Belgrano, seguramente apoyando la iniciativa del emprendedor abogado, de impulsar «el primer transporte público local». El tranvía funcionó pero fue un tremendo fracaso, ya que sólo recorrió en línea recta la calle Belgrano y Progreso, expresa Claudio Navarro en sus escritos.

Tiempo después, Vatteone abandonó el proyecto, con el loteo ya concretado, y la línea siguió su breve funcionamiento hasta 1916, aunque sus vías sobrevivieron hasta la década ‘8o y hasta hoy sigue en pie un pilar de entrada de la vieja estación del tranway.

(Fotos: Prensa Municipalidad Fcio. Varela; Museo Comunitario de Artes Visuales e Histórico; Google Maps; blog “De historia y pueblo” de Claudio Navarro)

 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.