(Radio GBA) Ayer se produjo la muerte del sacerdote Luis Farinello, el párroco que fue conocido por ser quien sin rodeos decidió meterse en la política de lleno, creando el partido “Polo Obrero”, sin dejar sus tareas pastorales. Su momento de mayor exposición televisiva llegó en los ’90, cuando su lucha en contra de las políticas neoliberales del menemismo estaba en su punto álgido. Por esos años, aún era párroco de Nuestra Señora de Luján de Quilmes -la iglesia conocida como “Caracol” por su arquitectura- y al frente de la Diócesis estaba Monseñor Jorge Novak. Durante la dictadura cívico militar, se puso al frente de la lucha junto al propio Novak y personalidades como Adolfo Pérez Esquivel, entre tantos.

Pidiendo por desaparecidos, junto a Pérez Esquivel y Mons. Novak

Desde la mencionada parroquia, impulsó la fundación que lleva su nombre y albergó a miles de personas en situación de calle. Por aquellos años, desde su rol mediático, también creó su propia emisora de radio: “FM Compartiendo”, ya que era un cura convencido de la importancia de los medios de comunicación a la hora de llevar el evangelio y las luchas políticas y sociales.

Tras haber sufrido un ACV en 2012, su salud se vino deteriorando en los últimos tiempos, sin que ello fuera un impedimento para seguir adelante con sus tareas pastorales. Sus restos son velados hoy en la parroquia Caracol de Quilmes desde las 2 de la tarde y mañana sus restos descasarán en el panteón de sacerdotes del Cementerio de Ezpeleta.

LA VIDA DE LUIS FARINELLO POR EL PADRE ARMANDO DESSY

El sacerdote varelense Armando Dessy, dejó un resúmen de la vida pastoral de Luis Farinello, que desde la dirección de Prensa del Obispado de Quilmes se encargaron de difundir y que aquí reproducimos:

El Padre Luis Ángel Farinello, de 81 años, nació en Avellaneda el 8 de febrero de 1937 y recibió el presbiterado el 30 de agosto de 1964 en la Parroquia San José de Villa Domínico, partido de Avellaneda, de manos del Obispo Monseñor Jerónimo Podestá.
En sus primeros años de ministerio fue Vicario Cooperador de la Parroquia (hoy Catedral) Inmaculada Concepción de Quilmes hasta su designación como Vicario Ecónomo de la Parroquia Nuestra Señora de Luján de la misma Ciudad, parroquia que había sido creada el 8 de diciembre de 1957, teniendo como sede la pequeña Capilla del Hogar de Ancianas de la Sociedad de San Vicente de Paul de calles Lavalle y Garay de Quilmes.
Tuvo esa responsabilidad pastoral durante varias décadas. A él se debe, en época de la Diócesis de Avellaneda, la construcción del nuevo templo, de características arquitectónicas muy relevantes para la época: la denominada “iglesia caracol”, y al frente de la misma lo encontró, ya como Párroco, el 19 de setiembre de 1976, la creación de la Diócesis de Quilmes y la ordenación episcopal de su primer pastor el Padre Obispo Jorge Novak.

A finales de la década del 90 dejó la citada Parroquia, abocándose más de lleno a una obra social-asistencial surgida de su inspiración y empeño: la Fundación Padre Luis Farinello.

Retoma funciones de Párroco a comienzos de abril del año 2003 siendo designado en carácter de tal por el Padre Obispo Luis Stöckler al frente de la Parroquia Nuestra Señora del Milagro de Bosques, Florencio Varela. Simultáneamente asume como Director Pastoral de la Parroquia Madre de Dios del barrio Don Orione de Florencio Varela. Y ya en marzo de 2008 se le suma a esas tareas su designación como Director Pastoral de la Parroquia San Juan el Precursor de la misma ciudad.


A comienzos de año 2012, a pocas semanas de la llegada a la diócesis de Quilmes de su nuevo pastor, el Padre Obispo Carlos José Tissera, el Padre Farinello sufre un serio problema de salud que lo acompañará, con variadas limitaciones, hasta el final de sus días.


Muy conocido en todo el país por sus programas televisivos, supo llegar con su simpatía y su mensaje evangélico a muchos hogares y a la vida de muchas personas que lo apreciaban por su franca manera de ser.

Probado en su salud en los últimos meses, entregó su espíritu al Señor en la tarde de hoy, mientras, como Diócesis de Quilmes junto a los Padres Obispos Carlos José Tissera y Marcelo Julián Margni, celebrábamos la Solemnidad del Santísimo Cuerpo y Sangre de Cristo en San Francisco Solano.

Su velatorio será a partir de mañana, domingo 3 de junio, a las 14 horas en la Parroquia Nuestra Señora de Luján (Primera Junta y Lavalle, Quilmes) y su sepelio se efectuará el día lunes en la parcela de los sacerdotes del Cementerio de Ezpeleta, previa Misa de cuerpo presente de las 9 horas en la citada Parroquia de Luján.

Encomendamos al Padre Luis a Jesús el Buen Pastor, a quien sirvió fielmente durante los más 53 años de su ministerio sacerdotal, y a María de Luján, la Patrona de la Parroquia en que la que actuó durante tantos años.

Pbro. Armando I. Dessy
Canciller del Obispado de Quilmes

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.