(Radio GBA | Prensa CNCT) Un grupo de trabajadores que fueron separados del diario El Atlántico de Mar del Plata, conformaron una cooperativa de trabajo que hoy gestiona el portal de noticias Qué. En diciembre se sumaron a Red Colmena y recientemente hicieron la cobertura completa del Pabellón cooperativo en la Expo Industria 2015.

Luego de momentos de gran incertidumbre, los ex trabajadores del diario El Atlántico de Mar del Plata pasan por una etapa de consolidación como equipo de trabajo y medio alternativo luego de constituirse en cooperativa el año pasado. La Cooperativa La Redacción, que muy pronto contará con matrícula, es dueña del portal de noticias Qué Digital que tuvo muy buena recepción en la comunidad de la costa y realiza un informativo radial en FM Mega.

Actualmente integran el proyecto Julia Drangosch, Gonzalo Gobbi, Joaquín Lledó, Juan Manuel Salas, Francisco Mendes y Belén Cano. Además está a cargo de la edición de la sección multimedia Luciano Gargiulo.

Con respecto a los roles dentro de la cooperativa, los asociados decidieron optar por la figura de editor, no de jefe, es decir un coordinador para ordenar lo que se va haciendo con respecto al sumario de notas que se decide entre todos. “Pensamos en hacerlo un cargo rotativo, quizás que cada tres meses sea otro. Por ahora no sabemos cuál de nosotros es el mejor en ese rol así que iremos probando” dice el tesorero de la cooperativa, Juan Salas.

A su vez, todos forman parte del área comercial. Se decidió no negociar contenido, sino solamente publicidad. “Un banner sí, pero una publinota no”, puntualiza la presidenta de la empresa asociativa, Belén Cano.

En Mar del Plata existe sólo un portal web con estructura, el resto son portales sostenidos por una o dos personas. “Apostamos a afiches en la calle y publicidad por facebook que es lo que mejor funcionó. Tuvimos muy buena recepción, los colegas se sorprenden de vernos en los lugares donde pasan las cosas. La idea es que funcione tanto la prolijidad de la nota al subirla como la actualidad de la misma” afirma Juan.

Con respecto al programa de radio, Gonzalo Gobbi cuenta que “el perfil del programa cerraba con la mañana de la MEGA 90.1 por ser descontracturada y juvenil”. Qué en la radio se emite de lunes a viernes de 8 a 9 hs y es un proyecto exclusivo de la cooperativa. “Para nosotros este formato es un contacto más directo con el lector. La gente nos está empezando a leer y la radio nos permite que el oyente nos conozca la voz, lo que opinamos, nos acerca”, explica Gobbi.

EL VACIAMIENTO DEL DIARIO EL ATLÁNTICO

Belén Cano, actual presidenta de la cooperativa, ingresó al diario El Atlántico de Mar del Plata como pasante en la sección locales y estuvo nueve años en el medio. En ese momento, el diario tenía alrededor de 40 empleados, la mitad eran periodistas. Ella cuenta que “había una movida rara desde mediados del 2013. Trajeron una consultora mexicano-colombia que en un principio era una máquina de ideas. Ellos plantearon un nuevo diario. Se hizo un proyecto que era esperanzador, nos iban a renovar. Después comenzaron los rumores de que había algo raro, que en realidad querían vender el diario. Eso ya lo habíamos vivido en año anteriores entonces había cierta preocupación. A fines de noviembre de ese año llegó Alejandro Olmos, uno de los propietarios del medio, a la redacción (nunca había bajado) acompañado por un séquito de directivos y nos anunció que esa tarde era el último diario ya que se gerenciaba por un año con opción a compra”.

Salas explica que “legalmente, si vos compras una empresa, la tenes que comprar con personal y equipamiento. Este gerenciamiento fue por un año, se llevaron a un par de trabajadores (cinco periodistas) y todo el resto quedamos en una web que crearon dos días después del anuncio, que se llama Crónicas de la costa”.

Los trabajadores ya intuían que lo que seguía era el vaciamiento de la empresa. En todas las instancias que siguieron los directivos negaron el proceso que llevaron adelante en acciones concretas. Según ellos, “hablaban de cuidar todas las fuentes de trabajo y las categorías siempre deslizando que si alguno se quería ir tenía la opción del retiro voluntario”.

Una semana antes al gerenciamiento habían echado a siete de sus compañeros: “esa fue nuestra patinada como trabajadores”, señala Belén. “El gremio se juntó con los directivos que les dijeron que no les daban los números, que necesitaban sacar a siete personas con retiro voluntario. De voluntario no tenía nada porque el abogado iba a buscar a los trabajadores y los charlaba. Es cierto que vos podías decir que no, pero los compañeros terminaban aceptando esas condiciones y nosotros no hicimos nada para frenarlo”.

Medios marplatenses dieron a conocer la noticia sobre el gerenciamiento del diario El Atlántico, propiedad del Grupo Olmos –dueño también de los diarios Crónica y Bae-, que vendían el medio que estaría a cargo de Néstor Otero, también gerenciador de las terminales de micros de Retiro y Mar del Plata.

Según el tesorero de la cooperativa, Otero es socio de Florencio Aldrey Iglesias, dueño de La Capital. “En Mar del Plata quedó un monopolio mediático porque eran los dos diarios de Aldrey. Por ejemplo, El Atlántico ahora se imprime en La Prensa (uno de sus diarios) y la parte nacional es la misma que la de La Capital. La Prensa se ocupa de llenar el contenido de todos los medios con el mismo título, la misma bajada y foto. Tras el anuncio del traspaso, el diario no se publicó o salió con ediciones de emergencia”.

Los trabajadores de prensa supieron que el nuevo Portal Crónicas de la costa no tenía futuro. Desde ese entonces comenzaron a armar algo propio sabiendo que se continuaban reduciendo puestos de trabajo.

Salas lo recuerda como “un proceso largo porque dar también la batalla ahí adentro era difícil. Mientras hacíamos catarsis fuimos tirando ideas cuando nos juntábamos a la noche a charlar sobre lo que estaba pasando. Así nos dimos cuenta de que nos estaban pagando para pensar qué hacer con nuestro futuro. Esa plata que nos iban a pagar era la inversión de lo que íbamos a hacer después”.

Las reuniones más concretas sobre la nueva cooperativa de comunicación comenzaron en marzo del año pasado y a fines de mayo todos sus nuevos asociados habían dejado El Atlántico. En ese momento los trabajadores ya se habían contactado con diseñadores web y habían definido llevar adelante un portal digital a través de la creación de una cooperativa.

El 1 de junio, los trabajadores presentaron los papeles para comenzar el trámite hacia el asociativismo. Cinco periodistas eran el motor del proyecto, después pensaron en un fotógrafo y lo sumaron.

Sobre la línea editorial: “aunque no siempre estamos de acuerdo con todo, en líneas generales, ya sabíamos qué tipo de periodismo nos gusta hacer. Por lo que fue sencillo plasmarlo en notas”, afirma Juan.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.