(Radio GBA) “Estar en Defensa me hace sentir bien, mi familia está cómoda, y si ellos están bien, yo estoy bien” dijo el “uruguayo” cuando se le preguntó por cómo se sentía en éste presente suyo. El referente de la gente visitó los estudios de Radio GBA en el mediodía de “La Tira del Halcón“, aunque dio varias vueltas a la manzana con su camioneta, algo perdido, pero finalmente llegó. Típico matero uruguayo, nacido en Mercedes, del Departamento de Soriano, gran marcador central que comenzó su camino en el fútbol como delantero por la admiración hacía su hermano, habló de su relación con Darío Franco, la situación que está atravesando. “Me dolió muchísimo que me dijera que mientras él esté en Defensa yo no iba a jugar, y que siguiera entrenando para cuando llegue otro entrenador”, contó triste. Su relación con la gente y el inolvidable recuerdo del ascenso: “lo que más me acuerdo fue cuando volvimos de San Juan, ver gente mayor arrodillada llorando, eso me tocó muchísimo”.

En las siguientes líneas lo mejor de la charla de Juan Tejera con Leandro Suárez y Ayelen Ledesma en el mediodía de Radio GBA:

La gente en la calle se pregunta qué pasa con Juan Tejera. Te pregunto lo mismo: ¿Qué pasa con Tejera? ¿Cómo te estás sintiendo ahora que no te está tocando jugar?

Yo también me pregunto lo mismo “qué pasa con Tejera”. Son decisiones, la verdad que Franco me dijo antes de arrancar el campeonato que tenía otras prioridades. Que tenía a otros compañeros míos antes que yo, y bueno, uno como profesional lo acepta en lo deportivo. Si bien yo estoy caliente, lo demuestro en el día a día entrenándome, uno lamentablemente lo tiene que aceptar, porque hoy en día es él quien arma el equipo y uno lo tiene que respetar, asimismo como tengo que respetar a mis compañeros que están jugando.

– Vos dijiste que te dejó en claro que otros nombres iban a tener más prioridad. Pero en su momento, en la pretemporada Franco le expresó a la prensa que eras un referente del equipo…

– Sí, me enteré. Si bien les comentó a alguno de ustedes, a mi nunca me dijo nada. También se habló de que estábamos peleados. Y yo sólo le demostré que a mí no me daba lo mismo que me dejara afuera, y si fuera el último central o el primero yo iba siempre a ganarme mi lugar, no es porque haya logrado el ascenso que tengo que ser titular. Yo me lo gano en el día a día, pero ya de entrada me dolió que me diga que ‘era el último central que él quería’ y que me lo diga así me dolió. Me cuesta, pero trato de demostrar a diario que estoy para dar pelea.

En otro caso, Franco también le dejó en claro a Axel Juárez que no lo iba a tener en cuenta y hoy en día es titular. ¿Esto te incentiva?

Sí eso puede ser. A mí me dio a entender que mientras él esté en Defensa, yo no iba a jugar con él, o sea, por más que yo entrene bien o mal no voy a tener chances. Ya me pasó que vi a otros compañeros que no estaban entrenando bien y los citaba igual, y yo que siempre voy y estoy todos los días y en serio no me da oportunidades, y eso me golpea anímicamente, porque yo sé que estoy haciendo las cosas bien, pero sé que mientras esté Darío (Franco) no voy a jugar.

– ¿Se sufre mucho ver a Defensa desde afuera?

– Sí, es feo estar en la tribuna y saber que le podes dar una mano al equipo, pero me cuesta muchísimo estar afuera. Capaz si me dijera ‘mirá para éste partido me gusta otro jugador, pero seguí así’,  pero ya saber que no te dicen ni esas cosas, es más difícil. Igual uno es profesional, no es el primer técnico que me dice eso, ya me pasó en otras oportunidades, y yo estoy para apoyar a mis compañeros.

– ¿Te reconforta el cariño de la gente?

Sí. En ese sentido yo estoy tranquilo. La gente me lo demuestra. Yo fui a llevar a mi nene al colegio y me pedían fotos, y les dije que por la tarde, porque tenía que venir para acá y, a veces me confunden en la calle. Me dicen Lucero, Camacho, pero la gente de Varela, la que rodea al club, todos me dicen que le siga dando para adelante, me tratan muy bien. Incluso mi señora me dice ‘si no te tiene en cuenta andá a entrenar y pedí para jugar en reserva’. Pero el apoyo de todos me reconforta.

–  Además, los jugadores que no son tenidos en cuenta se matan en los entrenamientos y a muchos no se les da una oportunidad…

– Es difícil para uno que quiere y va a ganarse un lugar, porque en la cabeza vas pensando que el técnico ya tiene a sus jugadores y su lista. Es difícil. Hoy hablaba con dos compañeros más y decíamos ‘vengo todos los días, uno se mata a diario y quiere ganarse un lugar y ni nos cita o uno siente que no nos está mirando, o que tiene otras prioridades’, y es complicado.

– Bueno, en Copa Argentina va a necesitar sí o sí recambio…

Eso espero, porque la última vez en Copa Argentina y jugaron los mismos, los titulares. Uno les miraba las caras a los compañeros y tenían muchas ganas de jugar y siempre jugaban los mismos. Pero, lo importante es estar todos unidos, me parece que hoy en día estamos todos juntos, ya me tocó aconsejar a Faccioli, porque yo quiero siempre que gane Defensa.

– ¿Cuáles son tus recuerdos más latentes del ascenso?

El primero que se me viene a la cabeza es cuando volvimos de San Juan, pero me parece que fueron todos los partidos que se fueron dando. Yo recuerdo que le llevábamos casi 12 puntos al cuarto y ya estábamos pensando en ascender. Hasta hoy en día se me vienen los recuerdos a la cabeza y lo sigo viviendo.

– ¿Qué es lo más loco que te dijo un hincha?

– Lo que me asombró mucho fue ver a la gente cuando regresamos de San Juan, ver gente mayor arrodillada llorando, eso me tocó muchísimo.

Defensa tiene una corta y rica historia, y vos sos parte y vas a perdurar en el tiempo. ¿Cómo te hace sentir eso?

Esa es la tranquilidad que le da a uno para seguir acá en el club, porque capaz que si hubiera sido otro, habría pedido para irme a préstamo o rescindir, y yo quiero jugar, no me interesa si tienen que sacar a mi mejor amigo, todos pensamos igual y esa es la competencia sana que todos tenemos.  Estar en Defensa me hace sentir bien, mi señora está cómoda, y si mi familia está bien, yo voy a estar bien.

– Ya mencionamos al partido de Copa Argentina, pero ¿crees que tenés chances de ingresar ante Andino de La Rioja?

– No lo sé, hay que esperar. Hay que ver qué equipo va a parar. Igual uno se prepara a diario para demostrarle al técnico que puedo hacer las cosas bien y que estaba equivocado. De todas maneras, Darío (Franco) me llamó y me dijo que le metiera, que entrenará que para otro DT que llegará me vea bien, y con eso coincido con él, porque tengo que mantenerme a ritmo.

Se fue tu compatriota Camacho, pero ahora está Rivero, que es más chico. ¿Cómo es tu relación con él?

– Rivero es más dominable (risas). Con Camahco siempre hubo muy buena relación, incluso hasta ahora. Como jugador ya saben, y como persona es mejor aún. No juntamos mucho con él, y nos cruzamos seguido, porque nuestros hijos estudian juntos. Y a Rivero siempre le hago señas con el mate, porque siempre se cambia en otro lado, y más que nada porque uno ya lo vivió, a mi en otros equipos no me hablaba nadie y es feo estar en un vestuario donde sos nuevo y te miran de arriba a abajo. A mí me pasó en mi país, yo que soy de Mercedes, cuando jugué en Montevideo y no me querían. Igual a Rivero lo llamaba para orientarlo, porque el fútbol de acá es distinto, que tenía que moverse rápido y tocar y no moverse con pelota. Luego me dijo que tenía razón. Por otro lado, a Camacho lo ayudamos mucho para conseguirle apartamento, decirle como son las cosas acá y estoy haciendo lo mismo con Rivero para que se sienta bien y más cómodo.

– ¿Qué tipo de música le gusta a Juan Tejera?

– No me vas a ver nunca en el baile por más que salga campeón. Soy más de quedarme en casa con mi familia. Mi señora sí sale con sus amigas, ella es joven y tiene que disfrutar de su juventud. En las fiestas familiares si bailo, o al menos lo intento. EL tema es divertirse y pasarla bien.

¿De chico ibas a ver algún equipo?

– No, yo veía a todos mis compañeros que iban a la cancha y yo me tenía que quedar a trabajar con mi papá. Tenía 12 o 13 años.

– Comenzaste tu carrera futbolística como delantero ¿eso te nació a vos o te impulsaban por tu estatura?

Me gustaba jugar arriba por mi hermano, el jugó al fútbol ahí en Mercedes, era un estilo Ciro Ríus, corría y gambeteaba y todos le gritaban, yo veía que los defensores gritaban y nadie les decía nada, y empecé a jugar ahí. Luego me llevaron a jugar a Montevideo a probarme, y el señor que me llevó dijo que era marcador central, y yo como quería jugar me terminé acostumbrando a esa posición.

– ¿Qué opinás de los partidos difíciles que le vienen a Defensa?

– Sí, ahora se vienen partidos muy difíciles que tenemos que ganar para salir de la zona de descenso. Igual, no hay que confiarse, porque si te relajás perdés. Es importante comenzar ganando desde ahora para estar más tranquilos y de apoco ir mejorando.

– Un mensaje para la gente…

Agradecerles a todos por sus mensajes en las redes sociales, su cariño en la calle. Me parece que uno se ganó el respeto y la confianza de la gente, eso es muy importante, que la gente me pida para jugar me da muchas fuerzas para seguir entrenando y me deja tranquilo, me dan ganas de trabajar el doble. Y a pesar de hoy en día no estamos ganando, la gente va a apoyar igual, está siempre ahí y eso es importante para mis compañeros. Yo comenté una vez que nos hacía muy bien cuando produjeron los dos banderazos que hicieron en su momento. Eso te da muchas fuerzas.

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.