(Radio GBA) “Soy un trotamundo” dijo el “Chavo” Torrico cuando se autodefinió. El extrovertido personaje que nos visitó en nuestros estudios es el entrenador de arqueros de Defensa y Justicia, quien vino a cebarse unos mates a los estudios de Radio GBA en el mediodía de “La Tira del Halcón“. Llegó algo tarde, pero venía avisando por mensajitos al celular de Claudio y Leandro que venía a pie desde el centro de Varela, donde vive con su novia. Mendocino de origen, nació en el departamento de Godoy Cruz, y viejo marcador central que jugó en plazas exóticas para el fútbol, habló de su pasado de jugador y de cómo se convirtió en entrenador de arqueros. Es su hermano el que seguramente la mayoría conozca: Sebastián, el arquero titular del actual campeón de la Libertadores, San Lorenzo.  Apunto anécdotas de su paso por el fútbol de Indonesia, España y otros destinos; el ascenso, su relación con Cocca y con el cuerpo técnico actual. Confesó tenerle fe al equipo: “considero que vamos a tener un campeonato mejor al que tuvimos el año pasado”. Y entre otros temas, le dejó un mensaje a la gente: “hay que tener un poco más de paciencia, que los resultados y el funcionamiento nos van a acompañar. Ojalá podamos seguir creciendo y mantenernos muchos años en primera”.

En las siguientes líneas lo mejor de la charla de Leo Torrico con Claudio Blanco, Miguel Ramírez, Leandro Suárez y Ayelen Ledesma en el mediodía de Radio GBA:

– ¿Jugaste en Indonesia?

– Sí, ahí se juega de otra manera. Es un lugar muy lindo para ir de vacaciones quince días con la familia y volverte, porque para vivir es muy difícil. Allí hablan en malayo, yo tenía un traductor Rudy. Es un lugar turístico muy lindo, pero la isla es medianamente pobre, son musulmanes.

– ¿Cuando dejaste tu carrera de futbolista?

– Yo cuando vuelvo de Indonesia, regreso a Mendoza para jugar el Torneo Argentino, pero me fui rápidamente a España, ahí estuve cinco años. Jugué en la segunda B del país Vasco, y después jugué en Atlético Monzón que es un equipo de segunda B de Aragón y luego en Montiu de Mallorca. Me gustaba viajar, porque yo me manejaba solo y sin representante. Es más, en España me había surgido la posibilidad de más joven, pero no tenía el pasaporte comunitario, porque sino no se podía trabajar. Luego comencé el trámite por intermedio de mi abuelo y logré obtener mi pasaporte. Luego, por problemas económicos del club en el que estaba, que fue el año cuando estaban en crisis en Europa, tuve que trabajar paralelamente, jugaba y trabajaba. Pegaba cerámicos. Saben que yo en Mendoza, con un amigo hacíamos changas, y uno algo sabía. Yo siempre le digo a la gente que uno no puede quedarse en un lugar y perder el tiempo, sino que deben trabajar y hacer algo, sino te quedás ahí haciendo fiaca. Entonces surgió esa posibilidad de trabajar, y como todas las categorías entrenan a las 18 hs., tenía tiempo. Así estuve seis meses, porque ahí cobramos. Después me fui a Monzón, en Aragón, y tenía un contrato que era muy bueno, sólo lo cobré dos meses. Así que empece a trabajar para la empresa del técnico, que era de obras civiles y estructuras, hacía todo lo que caminos, porque Aragón es un lugar donde hay mucho campo. Yo era peón. En esos lugares, la gente es muy cálida, hay bares por todos lados, comés en el bar, pero cuando comenzamos a trabajar, los primero meses trabajamos en una obra con dos romanos. Luego me fui a Mayorca, al club Montuiri que tenía un bar, por la mañana era el encargado del bar y de la utilería, y por la tarde jugaba.  En 2011 volví al país, y me sale la posibilidad de jugar en el Torneo Argentino A o comenzar a trabajar con los arqueros. Entonces, yo siempre trabajé con mi hermano desde chico, justo en ese preciso momento estuve tres meses en Godoy Cruz, y ahí estaba mi hermano, Camacho y era el momento en que Palermo no lo tenía en cuenta al uruguayo. Entonces, me llamó el “Gato” Sessa por intermedio de Sergio Carrillo y Darío Ortíz que hoy está de técnico en Estudiantes de San Luis y me dice ‘mirá necesitamos un entrenador de arqueros para Boca Unidos de Corrientes, yo te conozco a vos, pero ¿vas a seguir jugando?’. Entonces lo charlé con mi hermano y le dije ‘si agarro esto no juego más’ porque yo soy una persona que es muy definida, o soy entrenador de arqueros o jugador y me definí. Pasé casi un año en Boca Unidos, luego se fue Ortíz y por respeto me fui. Partí a Mendoza, trabajé en Gimnasia de Mendoza y en ese momento, me llamó Diego Cocca para sumarme a su cuerpo técnico. 

– Eras marcador central ¿tuviste alguna charla futbolística con Tejera o Faccioli?

– Siempre. Mi trabajo es entrenar a los arqueros y lo hago con mucho amor y profesionalismo. Pero hablo, tal vez con Emir tengo mejor relación porque lo conozco por su paso en Godoy Cruz, tenemos una relación muy buena y uno siempre le dice que tiene que conocer cómo fue su proceso y progreso, y él sabe que si está bien le puede dar mucho más que el semestre pasado, y está para jugar. Igual hoy el cuerpo técnico tiene un excelente entrenador y dos ayudantes tácticos que están en todos los detalles. Entonces, generalmente hablan con ellos el tema futbolístico, yo solamente hablo con los arqueros, porque no me corresponde meterme en otros temas, pero si me necesitan voy a estar.

– El otro día en el entrenamiento se te vio pateando tiros libres y Franco para confundir a la prensa nos dijo ‘pongan a Torrico de lateral derecho’ (risas)

– Pasa que en México, como faltaba un jugador por lesión en aquélla pretemporada, me hizo jugar de lateral derecho en la práctica y anduve muy bien. Después le dije ‘yo estoy con los arqueros, le agradezco’ (risas). Hoy el plantel está muy bien, hay mucho recambio. Tal vez, las salidas de Pellegrino, Camacho y Brian (Fernández) no las sentimos tanto, porque ellos ya tenían su cabeza en otros rumbos, necesitaban un cambio de aire. Creo que Defensa se reforzó con muchos jugadores y con chicos que vienen creciendo y otros que tienen un poco más de experiencia, sabemos que es un club donde hay que trabajar así Franco tiene todas las alternativas para conseguir el equipo.

– Siempre hablamos contigo de Pellegrino, pero hace rato te mencionábamos el nivel de Arias…

– Como siempre te dije, y te comente fuera de los micrófonos, el proceso que hemos tenido desde que empezamos a trabajar en Defensa con los arqueros fue muy bueno. Porque Pellegrino jugó 80 partidos y progresó mucho desde que comenzamos a trabajar y cuando le tocó partir se fue de otra manera. Él creció mucho en lo humano y como arquero, yo fui uno de los que le dijeron que tenía que seguir creciendo y también pensé que él debía irse, porque todavía estábamos tapando a Arias. Para muchos en el fútbol argentino Gaby (Arias) es un arquero desconocido, para nosotros es un arquero eternamente conocido, con mucha jerarquía y con mucha prestancia. Yo no tengo dudas que le va a dar mucho al club, por eso cuando a mí me preguntaron qué pensaba, yo les dije que estaba capacitado para ser titular. Después Darío confió en mi palabra y por eso es titular. Hoy es capitán porque sus compañeros se sienten respaldados dentro y fuera de la cancha con él.

– ¿Tuviste la posiblidad de irte con Diego Cocca?

– Tuve la posibilidad de irme, porque él me dijo para ir a Racing, pero yo en ese momento tuve una reunión con Diego Lemme, con el cual tengo una relación muy fluida y con su papá (José Lemme presidente de Defensa y Justicia) y decidí que lo más importante era mantener éste proceso porque los arqueros se iban a quedar en Defensa en su momento, entonces me parecía que no era el momento de cambiar la metodología de trabajo y por eso decidí quedarme.

– El cuerpo técnico de Cocca se había comprometido a darte un premio por el ascenso y te lo terminó dando el club…

– El club reconoció mi trabajo, y la dirigencia se portó muy bien. No sé cómo habrán arreglado con el cuerpo técnico, igual más allá del dinero, que es importante pero no lo fundamental, yo considero que el proceso que vivimos con Diego (Cocca) fue muy bueno y hoy lamentablemente uno está acá y el otro está allá, pero yo siempre digo que uno tiene que estar feliz en donde está.

– ¿Cuáles fueron tus sensaciones en el duelo ante San Lorenzo? Porque en frente estaba tu hermano en el arco…

– Era una situación complicada, porque mi hermano quiere mucho a Defensa. Es más, anoche fui a comer unas pizzas con él, porque el 22 fue su cumpleaños, y me decía ‘che me re puteaban desde la tribuna, y vos sabes que yo quiero al club, porque siempre que voy a entrenar a Bosques todos tienen buena onda’ y bueno que se le va a hacer. Es una situación complicada, porque yo colaboro con  Sebas (Torrico) por amor de hermano, porque él tiene su entrenador que es Campagnuolo que tenemos una muy buena relación, y yo lo hago por amor a mi hermano. Ellos trabajan muy bien.

– ¿Cómo vez a Defensa hoy? ¿Para qué está en éste campeonato?

– Yo creo que el partido del otro día no nos tiene que dejar la impresión de que Defensa hizo las cosas mal, porque si estábamos más finos hubiéramos tenido otra posibilidad y el resultado era otro. También considero que el equipo tiene un poco más de recambio y eso a la larga nos puede beneficiar. Yo coincido con Darío (Franco), que Defensa va a ser un equipo que va a pelear con los de la misma altura y a los grandes les vamos a hacer partido, pero también tenemos que ser realistas de que es un torneo largo, y que es un equipo que tiene que tomar el funcionamiento que quiere Franco, y no justifico lo que piensa la gente sobre el DT, porque hay muchos hinchas que no lo quieren porque lo ven como es, pero él vive el fútbol como si lo estuviera jugando. Es una persona muy amable, abierto y noble. A mi me recibieron muy bien, estoy muy cómodo con ellos desde el primer día. Defensa va a ir mejorando partido a partido.

– ¿Al entrenador de arqueros le toca estudiar al delantero rival?

– Lo vemos mucho a los pateadores, los definidores más que nada. Por ejemplo el otro día con Gimnasia de La Plata, habíamos visto mucho a Vegeti, que es un tipo jodido dentro del área, y con San Lorenzo habíamos visto a Romagnoli, Barrientos. Vos fijate que en la jugada del gol de Mussis, lo agarra a Arias tapado y le pega muy pegado al palo. En la segunda jugada hay que darle mérito a Cauteruccio. Igual, yo considero que vamos a tener un campeonato mejor al que tuvimos el año pasado.

– Gracias “Chavo” por tu visita

– Les agradezco a ustedes por la invitación y quiero saludar a toda la gente de Defensa a la cual le tengo un cariño muy grande y estoy muy agradecido por todo lo que dieron desde que estoy acá. Decirles también que no tengan dudas, porque el cuerpo técnico trabaja una barbaridad para que a Defensa le vaya bien todos los fin de semanas, que hay que tener un poco de paciencia que los resultados y el funcionamiento nos van a acompañar. Ojalá podamos seguir creciendo y mantenernos muchos años en primera. 

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.